Tratamiento de una luxación


El tratamiento de la luxación depende del lugar y la gravedad de la lesión y puede incluir:

  • Reducción: Durante este proceso, el médico puede intentar algunas maniobras suaves para ayudar a que los huesos estén en su posición. Dependiendo de la intensidad del dolor y el hinchazón, es posible que necesite un anestésico local o incluso anestesia general antes de la manipulación de los huesos.
  • Inmovilización: Después de que los huesos vuelvan a la posición correcta, el médico puede inmovilizar la articulación con una férula o un cabestrillo durante varias semanas.
  • Medicamento para el dolor: Después de el proceso de reducción, el dolor severo debe mejorar. Pero si el dolor continúa, el médico también puede recetar un analgésico o un relajante muscular.
  • Cirugía: Se puede necesitar cirugía si los vasos sanguíneos o los nervios están dañados o si el médico no puede mover los huesos dislocados de nuevo a las posiciones correctas. La cirugía también puede ser necesaria si ha tenido dislocaciones recurrentes, especialmente del hombro.
  • Rehabilitación: Después de que la férula o el cabestrillo se retire, puede comenzar un programa de rehabilitación gradual diseñado para restaurar el rango de la articulación del movimiento y la fuerza.

Algunas luxaciones, como la de la cadera, pueden necesitar varios meses para sanar.

Si ha tenido una dislocación bastante simple, sin dañar ningún nervio importante o daño a los tejidos, la articulación es probable volver a un estado casi normal o normal completamente. Pero tratar de volver a su estado anterior a la lesión antes de tiempo de una lesión puede hacer que se vuelva a lesionar la articulación o para dislocar otra vez.

Diagnóstico Prevención

Qué es

Una luxación o dislocación es una lesión de las articulaciones en la que los extremos de los huesos se salen de sus posiciones normales.

Leer más

Síntomas

Una articulación luxada puede estar deformada, presentar inflamación, presentar dolor, estar inmóvil, sentirse un hormigueo, etc.

Leer más

Causas

Las causas de una luxación incluyen lesiones deportivas, un trauma no relacionado con el deporte o las caidas.

Leer más

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de una luxación o dislocación de la articulación son la susceptibilidad a las caidas, la herencia, participar en deportes, etc.

Leer más

Complicaciones

Las complicaciones de una luxación de la articulación pueden incluir desgarro de músculos, ligamentos y tendones, daño nervioso, desarrollo de artritis, etc.

Leer más

Diagnóstico

Para diagnosticar una luxación se pueden usar rayos X o una resonancia magnética.

Leer más

Tratamiento

El tratamiento de una luxación puede incluir reducción, inmovilización, analgésicos o incluso cirugía. Y después será necesaria rehabilitación.

Leer más

Prevención

Tomar precauciones para evitar caídas y usar el equipo de protección sugerido al practicar deportes son algunas de las medidas para prevenir una luxación.

Leer más

Remedios caseros

Descansar la articulación luxada, aplicar hielo y calor y tomar analgésicos son algunas soluciones posibles a una luxación.

Leer más

Enlaces patrocinados:


Sitios relacionados

Generic placeholder image

La tendinosis es el término médico utilizado para describir los tendones inflamados o irritados que no se curan con el tiempo y comienzan a degenerarse. Leer más

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. OK | Ver detalles