Luxación

Compártelo

¿Qué es una luxación?

Radiografía de una luxación de tobillo

Luxación en el tobillo

Una luxación o dislocación es una lesión de las articulaciones (donde dos o más huesos se unen) en la que los extremos de los huesos se salen de sus posiciones normales. Esta lesión deforma temporalmente e inmoviliza la articulación y puede provocar dolor repentino y muy intenso.

Las luxaciones suelen producirse en las articulaciones principales (hombros, caderas, rodillas, codos y tobillos), aunque también pueden darse en las pequeñas articulaciones de los dedos, los pulgares y los dedos de los pies.

Síntomas

Una articulación luxada puede estar deformada, presentar inflamación, presentar dolor, estar inmóvil, provocar un hormigueo, etc. Leer más acerca de los síntomas de una luxación.

Causas

Las causas de una luxación incluyen lesiones deportivas, un trauma no relacionado con el deporte o las caídas. Leer más acerca de las causas de una luxación.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de una luxación o dislocación en una articulación son la susceptibilidad a las caídas, causas hereditarias, participar en deportes, etc. Leer más acerca de los factores de riesgo de una luxación.

Complicaciones

Las complicaciones de una luxación en una articulación pueden incluir desgarro de músculos, ligamentos y tendones, daño nervioso, desarrollo de artritis, etc. Leer más acerca de las complicaciones de una luxación.

Diagnóstico

Para diagnosticar una luxación se pueden usar rayos X o una resonancia magnética. Leer más acerca del diagnóstico de una luxación.

Tratamiento

El tratamiento de una luxación puede incluir reducción, inmovilización, analgésicos o incluso cirugía. Y después será necesaria rehabilitación. Leer más acerca del tratamiento de una luxación.

Remedios caseros

Descansar la articulación luxada, aplicar hielo y calor y tomar analgésicos son algunas soluciones posibles de una luxación. Leer más acerca de los remedios caseros para una luxación.

Prevención

Tomas precauciones para evitar caídas y usar el equipo de protección sugerido al practicar deportes son algunas de las medidas para prevenir una luxación. Leer más acerca de la prevención de una luxación.

Advertencia

Si cree que tiene una luxación, busque atención médica inmediata para poner los huesos en su posición correcta sin dañar su articulación. Cuando se trata adecuadamente, la mayoría de las luxaciones se curan totalmente y la articulación puede volver al funcionamiento normal después de varias semanas de descanso y rehabilitación. Algunas articulaciones, como el hombro, tienen un mayor riesgo de luxación.

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí